EN  /  ES

CLÍNICA DE LA MUJER

En el año de 2009 la Alcaldía de Medellín, Colombia, abrió el concurso público nacional para el diseño de la "Clínica de la mujer", proyecto con el cual se pretendía desde el municipio abrir un espacio para la atención de los problemas de salud que atañen exclusivamente a las mujeres, enfocándose primordialmente en las familias y mujeres de menores ingresos económicos.   

 

Nuestro proyecto planteo dos ideas centrales que regirían el diseño: 

1. El proyecto hospitalario pensado no solo como espacio funcional, sino fundamentalmente como punto de encuentro de la comunidad, un espacio en el que se entiende a la mujer como  integradora de la sociedad.

 

2. Un proyecto que se alejara de los clichés formales, especialmente los que desde el tema de lo femenino se pudieran dar. En lugar de eso creíamos en un edificio que con discreción se integrara dentro del sistema de edificios para la salud ya consolidados en el sector, trazando a la vez unas pautas básicas a las edificaciones a construirse en un barrio de la ciudad de Medellín en pleno proceso de renovación, creando así un lugar de encuentro que puediese integrarse rápidamente al entorno donde se ubica, evitando la condición de icono arquitectónico lejano al habitante, y en el que en su desarrollo se operara con la menor cantidad de elementos posibles, buscando en todo momento la claridad  y confort tanto en sus espacios interiores como en el espacio público ofrecido a la ciudad.

PLANTEAMIENTO URBANO

En el desarrollo del componente urbano del proyecto, un gran hall integrado a la ciudad, y en el que los 100 m2 planteados en el programa del concurso son convertidos en más de 3000 m2 de espacios de encuentro, decidimos operar con la menor cantidad de elementos posibles, buscando en todo momento la claridad, a partir nuevamente de unos pocos principios básicos:

1. Liberar la mayor cantidad de área posible en primer nivel, generando un espacio público de mayores dimensiones que se integre al planteado por desde la municipalidad en el re-desarrollo del área. Esto es solo posible ubicando en el subsuelo una parte significativa del programa hospitalario.

2. No liberar la esquina, en lugar de eso resaltarla ubicando el único volumen en altura de la clínica en ella, evitando así desfigurar la manzana, unidad básica de la configuración interna del barrio donde se construirá la clínica. Esta ubicación en esquina adicionalmente le garantiza a la clínica cuatro fachadas abiertas en todo momento que puedan beneficiarse de las diversas visuales que el lote posee.

3. Crear espacios públicos contenidos por la arquitectura, en los que siempre haya un contacto entre los diferentes estratos y usuarios de la clínica.

 

DESARROLLO INTERNO

En el desarrollo interno de la edificación se busco separar el tipo de usuario al interior del edificio. La zona de recepción que se encuentra en primer nivel sirve de control y acceso, en el subsuelo se ubicaran las zonas más publicas del programa hospitalario (consultorios, farmacia, rayos X, etc) permitiendo que el usuario temporal se encuentre en un solo lugar; en el “cubo” elevado se encuentra la zona más intima, donde se permanecen atendidos los usuarios “permanentes” de la clínica, en las zonas de hospitalización y cirugía.

Finalmente a partir de una serie de patios, ya sean subterráneos o elevados,  se organizan las circulaciones y se crean puntos de encuentro, estos traen la luz y el verde y vinculan el edificio con el paisaje… ¡cambiamos salas de espera por patios!

ESTADO: Diseño 2010 - Construido 2017

LUGAR: Medellín, (AN), Colombia

ÁREA CONST: 6.630 M2

ÁREA ESP. PÚBLICO: 3.148 M2

CLIENTE: Municipio de Medellín.

DISEÑO: Taller Síntesis + Arq. Johan Quintero

RECONOCIMIENTOS: Primer lugar concurso público